¡¡HOLAAAAAAAAAAAAAAAAA!! ¡¡AL FIN ES LUNES!! Y me encanta estar escribiendo esto en Hora de vivir. Desde que declaré mi guerra al malestar lunero he paseado este tipo de publicaciones por varias partes y por fin han encontrado su hogar definitivo. Supongo que te extrañará que alguien hable bien sobre un día como este, así que a continuación te voy a dar 7 razones por las que el lunes es un buen día.

Para empezar, quiero pedirte una cosa. Abre tu mente y empieza a pensar por tu cuenta. Deshazte del pensamiento general y de lo que otros quieren que tú pienses. Siéntete libre de conocer otras opiniones distintas y de empezar a vivir la vida que tú deseas.

A veces tengo la sensación de que hay una gran mala leche en los pensamientos que la sociedad nos genera. Uno muy recurrente es el de “oh no, hoy es lunes”. ¡No existe nada más infernal que eso! Porque es como una condena a sufrir eternamente la vida. Y, ¿para qué sufrirla pudiendo disfrutarla? ¿Por qué no ser un poco oveja negra y tener una vida de abundancia, plenitud y felicidad? Felicidad real, no esa cosa que vende Coca Cola.

El lunes es un buen día. ¡Quizás el mejor de todos! Y es hora de decirte el por qué. De momento sólo con 4 razones. Si quieres saber más, te recomiendo que te suscribas al blog.

1. Comienza una nueva semana

Puede que empezar una semana nueva signifique una mie… poco para ti. Pero te aseguro que, bien planteado, puede llegar a significar mucho. ¡¡¡MUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUUCHOOO!!

Una semana nueva es una oportunidad de llevar a cabo tus metas. Hablo de organizarte para hacer tus sueños y aspiraciones realidad. Y es que, en un gran camino de meses o años, una semana es una etapa de tamaño perfecto para recorrerla con facilidad.

Divide (y vencerás) tus grandes objetivos en pequeños objetivos de entre 5 y 7 días y verás cómo al conseguirlos tu autoestima, tranquilidad y felicidad mejorarán.

¡Encima ya sabrás qué tienes que hacer cada día para soñar con los ojos abiertos!

2. Tienes más energía que otros días

Si durante el fin de semana has descansado, hoy tienes las pilas cargadas para estudiar, trabajar, buscar trabajo o cualquiera que sea la actividad que hagas durante los días laborables.

En caso de que te hayas dedicado a desfasar en lugar de a descansar, ¡tienes la mente más despejada que cualquier viernes! Eso sí, para la resaca ajo y agua.

3. ¡Has sobrevivido al fin de semana!

¡Ríete, ríete! Pero lamentablemente miles de personas en todo el mundo no lo han hecho. No han podido llegar a hoy, lunes 24 de abril. Se han quedado en el fin de semana y no tienen una oportunidad que tú SÍ tienes.

Es muy común no valorar algo que siempre tenemos. Hasta que lo perdemos o sabemos que lo vamos a perder. Pero la base de una vida plena se basa en valorar aquellas cosas que realmente tienen valor y de las que habitualmente pasamos. Valóralo. El lunes es un buen día.

¿O es que te parece de poco valor tener un nuevo día de vida? Si sólo quieres valorarlo cuando sepas que te quedan unas semanas de vida, habrás perdido una vida entera.

4. Puedes empezar a ser feliz

El lunes es un buen día para empezar el camino a la felicidad

El lunes es un buen día para empezar el camino a la felicidad

Quizás tu vida no sea la que realmente quieres. Puede que estudies lo que no te apasiona, que trabajes en algo que odias o que no tengas trabajo y lo estés pasando canutas. Quizás lo que hagas en tu vida lo lleves a cabo sólo para contentar a otras personas.

Pero, de verdad, eso puede cambiar. Hoy es lunes y tienes una semana por delante para empezar a cambiar tu vida. Transformarla en algo que te motive, que te guste, que te haga feliz. ¡Y que te permita vivir mejor que nunca!

Si quieres un consejo, escribe cómo sería la vida de tus sueños. En todos los aspectos. Con la suficiente claridad como para que un mago la pudiera hacer realidad tal cual la quieres con sólo agitar su varita mágica.

Vale que seguramente pensarás que es imposible. Pero muy probablemente te equivoques. Y si eres capaz de hacer este ejercicio descubrirás que algo muy gratificante pasa en ti.

¡El lunes es un buen día!

¿Te enteras, Contreras?, ¿Ta quedado claro, Amparo? ¿Te das cuén, Rubén? ¿Lo has entendido, Darío? Vaaale, ¡ya paro!

Insisto, si quieres seguir descubriendo la magia de los lunes y los quieres empezar con buenas emociones, suscríbete al blog. ¡Bienestar garantizado!

¡Gracias por leernos!

¡Qué nadie se lo pierda!

Comparte esto con tus amigos y regala felicidad :)